Abasto Magazine

May 2010

Abasto Magazine - Guía indispensable para el empresario hispano con noticias de última hora, consejos y directorio empresarial

Issue link: https://www.ifoldsflip.com/i/10054

Contents of this Issue

Navigation

Page 5 of 67

Contenido de Nuestra Portada La idea de la sustentabilidad no ha penetrado de lleno en la industria alimenticia hispana, pero sus defensores afirman que, cuando haya sido aceptada plenamente, el cambio en el sistema de producción de alimentos traería consigo mejores condiciones laborales para muchos latinos y mejores alimentos para todos Por Sara Fernández Cendón Parte del sistema Si se saca a colación la sustentabilidad en estos momentos, lo más probable es que la gente entienda que se está hablando de productos verdes, alimentos orgánicos, remedios naturalistas e incluso de pérdida de peso. Pero para alguien como Reginaldo Haslett-Marroquín, el significado de la palabra es algo más estrecho, pero mucho más profundo. “Sustentabilidad no es algo que se refiera al modo de cultivo o de fabricación”, subraya. “Sino que se refiere a ecología y esto nos incluye a nosotros la gente”. Haslett-Marroquín es un agrónomo que creció como campesino en la parte este de su nativa Guatemala y actualmente trabaja como director del Centro de Empresas Rurales, con sede en Northfield, Minnesota. Este Centro tiene una doble misión: primero, generar oportunidades de desarrollo económico en áreas rurales para reducir la pobreza y formar comunidades mejor organizadas; y en segundo lugar transformar la manera como se producen y distribuyen los alimentos. “Requerimos de trabajadores de bajos salarios para subsidiar un sistema que rinda alimento barato a nivel de almacenamiento”, recalca. “Si a esto se añaden los subsidios a la agricultura se tiene una buena ecuación”. Pero, por buena que pueda parecer la ecuación en términos económicos, Haslett-Marroquín añade que es una ecuación que no es sustentable. La verdad, de acuerdo con Hasslet-Marroquín, es que producir alimentos sustentables no es algo barato, pero si los consumidores entendieran el valor de este tipo de alimentos estarían dispuestos a pagar más caro. Y en su sistema sustentable, Tómense en consideración las siguientes estadísticas: de acuerdo con el Buró de Estadísticas Laborales, en 2009 el 28% de las personas que en Estados Unidos se dedican al cultivo en los campos son esos precios más altos se traducirían, asimismo, en un salario aceptable para los trabajadores del campo, la mayoría de los cuales, da la casualidad, son latinos. Unidos, que hoy es casi inexistente. Las granjas industriales son elogiadas por algunos como el modo más eficiente de producir las grandes cantidades de alimento necesarias para satisfacer las demandas de los consumidores. Los animales crecen rápido gracias a hormo- nas o aditivos alimenticios; la aplicación de bajas dosis de antibióticos impide la propagación de enfermedades entre los animales; la manipulación genética conduce a productos cárnicos uniformes; y los procesos mecanizados rebajan los costos de operación. industria sustentable Hacia una 26 - Mayo 2010 Portada Cambio de mentalidad La idea de la sustentabilidad no ha penetrado de lleno en la industria alimenticia hispana, pero sus defensores afirman que, cuando haya sido aceptada plenamente, el cambio en el sistema de producción de alimentos traería consigo mejores condiciones laborales para muchos latinos y mejores alimentos para todos. Pág. 26 Escaparate Nuevos productos que pueden generar buenas ventas en su establecimiento. Pág 11 Enfoque Saludable Ya está aquí la reforma Los primeros cambios en la nueva ley de reforma de salud se verán pronto: habrá cheques de reembolso por $250 para los adultos mayores que estén en la brecha de cobertura para medicamentos del Medicare, y los adultos jóvenes que pasen de la universidad a la fuerza 6 - Mayo 2010 hispanos; casi el 30% de la gente empleada en el sector de la industria manufacturera de alimentos son hispanos; casi 30% de las personas empleadas en actividades de soporte de la agricultura y de los bosques son hispanos; 13% de la gente empleada en la industria ganadera son hispanos. Y, por último, casi el 40% de la gente empleada en los rastros y en el ramo cárnico son hispanos. La mayoría de estos trabajadores hispanos trabajan en lo que se conoce como granjas industriales, enormes instalaciones que albergan a gran cantidad de animales o grandes áreas donde se producen masivamente unas cuantas variedades de alimentos. En los últimos 50 años, esas granjas industriales han sustituido casi por completo a la granja familiar tradicional de Estados Los adversarios de estas granjas industriales, entre ellos Haslett-Marroquín y la Comisión Pew sobre Producción en Granjas Industriales de Animales, comisión independiente patrocinada por una subvención de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Johns Hopkins University, sostienen que esas instalacio- nes dejan mucho que desear. Señalan el impacto ambiental de las granjas indus- triales, que originan cantidades masivas de desechos, las condiciones en que operan los trabajadores, pues en ellas se da empleo a gente mal preparada, expu- esta a productos químicos, y el mal estado de los animales, confiados en espacios atestados y a veces antihigiénicos. Como sea, la mayoría de los animales criados para el consumo en Estados Unidos son albergados en esas instalacio- nes que suelen pertenecer a un puñado de compañías. De acuerdo con investiga- dores de la Universidad de Missouri, por ejemplo, desde 2005 sólo cuatro compa- ñías controlan el procesamiento de más del 80% de la carne de res del país, y tres de esas mismas compañías (junto con una cuarta) procesaban más del 60% de la carne de cerdo del país. La situación, en el caso de los pollos y otros productos, es más o menos la misma, y todo ello conduce a una conclusión: debido a que la producción de alimentos en Estados Unidos está dominada por unos cuantos grandes jugadores, los fabricantes y distribuidores de alimentos utilizan el mismo sistema y los mismos recursos en la fabricación. Es el caso que la industria de la produc- ción hispana no es la excepción. Orgánicos y sustentabilidad De acuerdo con la Asociación del Comer- cio Orgánico [Organic Trade Association, OTA], la venta de productos orgánicos alcanzó la cifra de $24,600 millones para finales de 2008, con un incremento de 17.1% respecto del año anterior. Y quizá inspiradas por estas cifras gran número de Mayo 2010 - 27 laboral podrán permanecer en el plan de cobertura de sus padres hasta que cumplan 26 años. Pág. 16 Vegetariano: ser o no ser Para ser un vegetariano saludable y no tener deficiencias en el organismo, se deben buscar, con ayuda de algún nutriólogo, complementos alimenticios que logren sustituir las vitaminas, proteínas y minerales que se encuentran en los alimentos de origen animal. Pág. 18 Enfoque Latino La importancia del Censo La importancia de participar en el Censo es tener elementos para distribuir 400 mil millones de dólares anuales en fondos federales para obras de infraestructura. Y también para reconfigurar las representaciones en el Senado y el Congreso de la nación, los cuales pueden cambiar con base en las personas contadas en los distritos. Pág. 20 .

Articles in this issue

Archives of this issue

view archives of Abasto Magazine - May 2010